Los aparcamientos europeos no se adaptan al tamaño actual de los vehículos

MADRID, 16 de Marzo de 2014.
· Noticias ·

El consorcio EuroTest, integrado por 17 clubs europeos del automóvil, han inspeccionado los aparcamientos subterráneos de 15 ciudades europeas con el doble objetivo de ofrecer información de primera mano al usuario para que escoja la mejor opción en el momento de aparcar su vehículo y de informar públicamente para que se resuelvan las deficiencias detectadas.

Se han analizado 4 parkings de 15 grandes ciudades europeas: Ámsterdam (Países Bajos), Barcelona y Madrid (España), Berlín, Frankfurt y Múnich (Alemania), Bruselas (Bélgica), Ginebra y Zúrich (Suiza), Copenhague (Dinamarca), Luxemburgo (Luxemburgo), Oslo (Noruega), París (Francia), Viena (Austria) y Zagreb (Croacia). Las 60 instalaciones inspeccionadas son aparcamientos públicos en el centro de la ciudad, cerca de zonas de peatones o estaciones de tren.

Plazas estrechas, un auténtico repto para los conductores

La principal conclusión del estudio es la evidencia de que los parkings europeos no se adaptan a la anchura máxima recomendable (2,50m mínimos de anchura y 5m de longitud). No obstante, en muchos casos, los reglamentos siguen permitiendo plazas de 2,30m de anchura (en Barcelona de 2,20m y en Madrid de 2,25m), a pesar del evidente incremento de anchura de los vehículos modernos. Prácticamente 3 de cada 4 parkings de los inspeccionados presentaban medidas por debajo de la recomendación.

parking Otras deficiencias detectadas en los parkings europeos son la accesibilidad (rampas de entrada y de salida), la falta de plazas de aparcamiento diseñadas para familias con niños, el diseño de determinados parkings que comportan dificultades de maniobra para aparcar, la carencia de viales para la circulación de los peatones y la falta de teléfonos de emergencia.

 Los aparcamientos de Barcelona y Madrid

De los 4 aparcamientos analizados en Barcelona (Francesc Cambó, Plaza Cataluña, Moll de la Fusta y El Born), los tres primeros consiguieron la cualificación de “aceptable” y el último de “pobre”. En referencia a los analizados en Madrid (Serranopark III, Marqués de Urquijo, Plaza de los Mostenses y Plaza de Colón), el primero consiguió la cualificación de “bueno” y los otros tres de “aceptable”.

Destaca que los aparcamientos de Barcelona y Madrid resultaron ser los únicos en Europa que utilizan intervalos de tarificación de un minuto. Además de ser lo más justo, este sistema es menos costoso para estacionamientos de poca duración. Sin embargo, la mayoría de los aparcamientos españoles analizados eran oscuros y estrechos. Además, los usuarios de movilidad reducida sufren dificultades de acceso. En algunos casos, las puertas y los ascensores no eran suficientemente anchos para que pudiera pasar una silla de ruedas. En ambas ciudades había una presencia notable de personal.

 

Deja tu comentario