Escalofriante confesión de un conductor ebrio

MADRID, 12 de Octubre de 2013.
· Noticias ·

Imagen de previsualización de YouTube

El alcohol y la conducción continúan siendo una combinación muy peligrosa, que no solo puede afectar a nuestras vidas sino también a las ajenas.

Eso es lo que ha sucedido con Mathew Cordle, de 22 años, que provocó un accidente de tráfico por ir bebido que acabó con la vida de un hombre de 61 años. La particularidad de este caso radica en que el responsable de este accidente ha decidido confesar su caso y su arrepentimiento a través de YouTube en un vídeo realmente escalofriante.

En “I Killed a Man” (Yo maté a un hombre), Mathew Cordle explica no sólo cómo ocurrió el citado accidente, si no que además ruega encarecidamente a la gente que escuche su consejo y que jamás conduzca después de haber consumido alcohol.

El éxito de ese testimonio ha sido tal, que en solo unos días este vídeo ya fue visto por más de un millón de personas.

 

 

Deja tu comentario