Prisión por cruzar con el carrito sin mirar en un accidente que costó la vida a un bebe

MADRID, 23 de Agosto de 2013.

Se acaba de conocer una sentencia que marcará un antes y un después en el ámbito de la siniestralidad vial. Y es que el Juzgado de lo Penal número 1 de la población alicantina de Orihuela ha condenado a dos años y medio de prisión al motorista que arrolló el cochecito de una niña de 15 meses y ha condenado con otros dos años de cárcel a la mujer que empujaba el carrito y cruzó la carretera sin mirar. El auto dictado considera a los dos autores de los delitos de homicidio imprudente y contra la seguridad del tráfico y les impone una indemnización conjunta de 103.000 euros a los padres de la víctima.

El accidente ahora juzgado se produjo en el año 2007, cuando el acusado circulaba con su motocicleta por el pueblo de Almoradí y arrolló el cochecito de una niña de 15 meses, que falleció dos años después a causa de las graves secuelas del accidente.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Orihuela considera probado que el motorista presentaba elevados índices de ingesta de bebidas alcohólicas y además, carecía del seguro obligatorio de responsabilidad civil, además de no haber  pasado la correspondiente ITV.

La otra acusada es una familiar de la niña, quien según el auto actuó sin la diligencia media de un buen padre de familia y sin prever un resultado que era previsible y por tanto evitable, ya que se metió en la calzada para cruzar mientras empujaba el carrito con la bebé.

 

 

Deja tu comentario