España es el duodécimo país del mundo con mayor seguridad vial

MADRID, 2 de Mayo de 2013.

España se sitúa como el duodécimo país del mundo, entre los países de similar motorización y exposición al riesgo, en víctimas mortales por 100.000 habitantes; concretamente 5,4 víctimas por delante de países como Francia, Austria, Australia, Bélgica, Canadá o Estados Unidos, según el Informe de la Organización Mundial de la Salud sobre Seguridad Vial 2013

Este informe analiza datos de accidentalidad de 2010, por lo que España actualmente estaría en mejor posición dado que en estos dos últimos años las víctimas mortales por accidentes de tráfico se redujeron en un 13 % en 2011 y un porcentaje muy similar en 2012.

Además, España es uno de los 28 países que dispone de una legislación adecuada para reducir la accidentalidad viaria; basada en los cinco factores de riesgo fundamentales en los accidentes de tráfico como son el exceso de velocidad, la conducción bajo los efectos del alcohol, la no utilización del casco en motocicleta, el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil, que han ayudado a reducir durante los últimos nueve años el número de fallecidos y las lesiones causadas en dichos accidentes (ver infografías adjuntas).

Estas son sólo algunas de las principales conclusiones que se obtienen en el segundo informe sobre la Situación Mundial de la Seguridad Vial 2013, realizado por la Organización Mundial de la Salud y presentado recientemente, tanto en Ginebra como en Madrid.

El informe en el que han participado 182 países, tomando como base los datos aportados por cada país del año 2010, constata que sólo 1 de cada 7 países, entre los que se encuentra España, cuenta con leyes generales de seguridad vial. Según se recoge en este segundo Informe, los gobiernos están adoptando medidas exitosas para reducir la mortalidad por accidentes de tráfico, pero todavía no son suficientes tal y como demuestra el dato de que cada año en el mundo fallecen 1,24 millones de personas en accidentes de tráfico. Esta cifra supondría, según la OMS, que de no tomar medidas urgentes los accidentes de tráfico se convertirían en la quinta causa de mortalidad en el 2030.

España, respecto al anterior informe publicado por la OMS en 2009 -que recoge datos de 2006- ha mejorado en resultados. En relación con el número de fallecidos, nuestro país se encuentra dentro de los 88 estados del mundo que han reducido el número de víctimas mortales en las carreteras. Se ha pasado de 4.104 fallecidos por accidente de tráfico en 2006 a 2.478 en 2010, un descenso que ha seguido produciéndose en años posteriores.

Este segundo informe (el primero se publicó en 2009), sirve de referencia para el seguimiento del decenio de Acción para la Seguridad Vial (2011-20209) firmado por todos los gobiernos del mundo y cuyo objetivo consiste en estabilizar primero y después reducir la tendencia al aumento de las muertes ocasionados por accidentes de tráfico.

 

 

Deja tu comentario