La mitad de los conductores mayores de 80 años prefiere desplazarse con su vehículo antes que en transporte público

MADRID, 2 de Abril de 2013.

La calidad de vida que se ha alcanzado en las sociedades modernas aumenta la esperanza de vida permitiendo un envejecimiento saludable y autónomo, teniendo unos efectos en la movilidad y en la seguridad vial de los usuarios. Con el objetivo de conocer en profundidad el impacto de la edad en la conducción, el Grupo Liberty Seguros y el Real Automóvil Club de España, RACE, han desarrollado el informe Conductores Senior y Seguridad Vial.

En el informe RACE-Liberty en el que se han analizado los hábitos de movilidad de los conductores senior en España, los resultados indican que los conductores mayores de 80 años optan por seguir conduciendo su vehículo antes que por el transporte público. Asimismo, se muestra un cambio en los hábitos de movilidad según la edad, produciéndose una inflexión a partir de los 75 años, hasta entonces el primer motivo de desplazamiento con su vehículo era el ocio o turismo, a partir de esta edad pasa a un segundo lugar, siendo el primer motivo los desplazamientos por gestiones domésticas (médico, compra, etc).

Seguridad Vial

Por otro lado, el estudio destaca que más del 30% de los conductores senior encuestados admite tener poco o nada de conocimiento en temas como las nuevas tecnologías en los vehículos (ABS, ESP), la conducción eficiente o los sistemas de navegación (GPS). Pero el tema que más desconocen se refiere a los sistemas de retención infantil, ya que más del 40% de los encuestados reconoce no saber nada o poco sobre ello.

Las situaciones de tráfico que con mayor riesgo son percibidas por los conductores mayores son: conducir bajo condiciones meteorológicas adversas, conducir con mucha intensidad de tráfico y conducir por zonas con muchas intersecciones seguidas.

Salud y conducción

A medida que avanza la edad, los conductores son menos sancionados, aunque su exposición al riesgo por kilómetro es menor, también su prudencia aumenta. Así, en lo que se refiere a comportamientos en el último año de conducción que dan indicios de cambios en la conducción asociados a la edad, el 66% evita conducir por la noche, al 63% de la muestra le molestan los cruces muy ocupados y un 49% reconoce perderse más que antes.

Es a partir de los 70 años cuando se produce un salto cualitativo en la toma de fármacos, pasando del 59% al 68% los conductores que afirman tomar medicación, progresivamente este porcentaje aumenta hasta el 77% en los conductores mayores de 80 años. Asimismo, el 34% de los conductores no dispone de información por parte del médico o farmacéutico de los efectos de los fármacos en la conducción.

Deja tu comentario