Disminuye el riesgo de accidentes graves en las carreteras estatales

MADRID, 22 de Noviembre de 2012.

En el periodo 2000-2010, el riesgo de sufrir un accidente mortal o grave en la red de carreteras del Estado (RCE) ha disminuido alrededor de un 67%. Ello supone que la RCE ha pasado de tener un nivel de riesgo moderado a un nivel de riesgo bajo.

Esa es una de las principales conclusiones del estudio de evaluación de carreteras EuroRAP en España efectuado por el RACC. EuroRAP es un consorcio europeo independiente que analiza el índice de riesgo de la red vial, relacionando la accidentalidad grave y mortal de un tramo de vía con su intensidad media diaria de tráfico (IMD).

El análisis de la RCE por parte de EuroRAP cubre aproximadamente el 40% de los accidentes con víctimas mortales  y heridos graves de las carreteras españolas. En la red analizada circula el 52% del tráfico total de las carreteras de España.

Esta reducción del nivel de riesgo en la RCE se ha debido, en parte, a una mejora de las infraestructuras viarias. Por un lado el nivel del riesgo tanto de las vías de alta capacidad (autopistas y autovías) como de las vías convencionales, se ha reducido significativamente. Este descenso está, sin duda, ligado una mayor calidad de la infraestructura (diseño, mantenimiento, etc.). Por otro lado, entre el 2000 y el 2010 ha tenido lugar un trasvase muy importante de tráfico desde vías convencionales a vías de alta capacidad. En 2010, apenas un 25% del tráfico de la RCE utilizaba vías convencionales.

La mejora general del nivel de riesgo de la RCE ha convivido con diferenciales muy importantes del nivel de riesgo según el tipo de vía. En 2010, aunque el nivel de riesgo medio de las vías convencionales era bajo, se situaba casi tres veces por encima del nivel de riesgo de las vías de alta capacidad, que presentaban un índice que era muy bajo.

Finalmente, la evolución del riesgo en la RCE por CCAA ha sido dispar en los últimos años. Así, tenemos CCAA que, partiendo de niveles de riesgo bajos, los han reducido más que la media española (Madrid, Cataluña y Cantabria); CCAA que partiendo de niveles relativamente elevados, han mejorado más que la media (Asturias, Murcia, Extremadura y Galicia) y CCAA que, partiendo de niveles de riesgo elevados, se han comportado peor que la media española (La Rioja, Castilla-La Mancha y Castilla-León).

Deja tu comentario