Tráfico presenta las líneas de actuación para mejorar la seguridad vial y la movilidad sostenible

MADRID, 19 de Julio de 2012.

La directora general de Tráfico, María Seguí ha comparecido en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso para informar de los planes y actuaciones que la DGT va a llevar a cabo y explicar las medidas que se van a adoptar para mejorar la seguridad vial y hacer del tránsito viario un sistema de movilidad sostenible.

Para ello se trabajará en concordancia con las líneas definidas por los organismos supranacionales como el de la Unión Europea y el de las Naciones Unidas en la que la atención a los heridos y la protección a los usuarios más vulnerables son pilares imprescindibles.

En consonancia con el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2010-2020, aprobado en Consejo de Ministros el pasado mes de febrero, el equipo directivo establece un plan de acción cuyo primer objetivo es reducir tanto el número de víctimas mortales como el de los heridos ocasionados como consecuencia de los accidentes de tráfico. Aunque las lesiones por accidente de tráfico, en particular las mortales, se han reducido significativamente en los últimos años, lo cierto es que éstas constituyen aún la sexta causa de muerte entre nuestra población.

Para conseguir este  objetivo, la DGT trabajará en cinco áreas de actuación:

1.- Mejoras en los sistemas de información. Actualización de los sistemas de  información de los que dispone el organismo para tener un mayor conocimiento de la siniestralidad vial. Para ello se incorporarán nuevas bases de datos en las que se incluyan nuevos parámetros que aporten información adicional como exposición al riesgo, análisis descriptivos o tendencias temporales.

Además, desde la Subdirección de Análisis y Vigilancia Estadística se está trabajando en el nuevo indicador de fallecidos a 30 días, de modo que se tenga un conocimiento real del número de fallecidos en accidente de tráfico y no estimado como hasta ahora.

Hasta que esto sea posible, se está procediendo al cruce de la base de datos de accidentados de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil con la de los fallecidos del último mes registrados por el Instituto Nacional de Estadística, con el objetivo de tener una primera aproximación a la cifra de fallecidos a 30 días.

El anuario estadístico 2011 de Seguridad vial, además de los datos recogidos en años anteriores, introducirá una mayor información sobre los heridos por accidente viario, posicionamiento
de la mortalidad por lesiones por accidente de tráfico respecto a otras causas de mortalidad, distribuciones porcentuales de lesiones en víctimas no mortales o información de la situación en la que se encuentra nuestro país con respecto a los indicadores recogidos por la Organización Mundial de la Salud, será información que se pueda consultar y que sirva de base para la adopción de nuevas medidas que ayuden a rebajar la siniestralidad vial y la lesividad de las víctimas no mortales.

2.- Reforma del sistema de obtención y reobtención del permiso de conducir. Pese a que la puesta en marcha del permiso por puntos representó un cambio importante, seis años después existen varias áreas de mejora en las que Tráfico trabajará para que la obtención del permiso de conducción deje de ser un mero trámite y que el aspirante obtenga los conocimientos y aptitudes para llevar a cabo una conducción responsable. Informatización del examen teórico y mejoras en el práctico serán algunas de los cambios a realizar.

Además de revitalizar la educación vial en la formación de los nuevos conductores se implementará en el entorno escolar y en distintos sectores de la sociedad, a través de cursos de formación o módulos en estudios universitarios, de modo que la educación vial esté presente en los distintos sectores de la sociedad.

3.- Accesibilidad de los colectivos discapacitados. El derecho de los ciudadanos a moverse bajo unas condiciones de movilidad adecuada y segura con el mínimo impacto medioambiental posible obliga a los responsables políticos a adoptar medidas que lleven a su consecución. Por este motivo, la DGT seguirá trabajando con los colectivos más vulnerables (peatones, ciclistas, motoristas…) pero se potenciará especialmente la accesibilidad a los colectivos discapacitados incrementando la seguridad de todos aquellos pasajeros que por su vulnerabilidad necesitan estar especialmente protegidos.

4.- Movilidad Segura. Promover y garantizar la movilidad de la población, haciendo un uso racional de los diferentes medios de transporte (públicos, privados, motorizados o no) y en la que cada uno de los usuarios de la vía convivan pacíficamente es uno de los objetivos de Tráfico. Para ello se seguirá trabajando en incrementar el uso de los sistemas de retención y uso del casco; se promoverá la modernización del parque de vehículos, se impulsará el uso de transportes alternativos, se mejorará la señalización variable y se apoyarán las mejoras de seguridad de los vehículos.

Respecto a la velocidad, se procederá a la modificación del reglamento General de Circulación, en donde entre otros temas se tiene previsto una revisión de las velocidades con la intención de adoptar límites más bajos tanto en vías urbanas como en carreteras convencionales. En las vías de alta capacidad, un posible aumento en determinados tramos, con límites de velocidad variables y sólo para vehículos ligeros, solamente se realizará si hubiera un continuado y significativo descenso en las cifras de siniestralidad para el conjunto del país, así como que la coyuntura económica mejore.

Relacionado con la movilidad, destaca la transposición de la Directiva sobre Sistemas Inteligentes de Transportes  por el que se establece el marco para la implantación de los SIT en el sector del transporte por carretera y para las interfaces con otros modos de transporte, así como el liderazgo de la DGT en el proyecto europeo Emergency-call (e-call).

5.- Visión Cero en drogas, alcohol y medicamentos. Pese a que el porcentaje de conductores que dieron positivo en los controles de alcoholemia han descendido hasta un 16%, lo cierto es que todavía hay aproximadamente 100.000 conductores que conducen habiendo ingerido alcohol. Por este motivo se seguirán realizando campañas de control porque todavía queda mucho por hacer.

Respecto a las campañas de drogas y medicamentos, lo realizado hasta ahora ha sido meramente informativo, pero visto que el 20% de la población testada en controles aleatorios dan positivos a drogas ilegales, desde la DGT se ha decidido implementar controles rutinarios similares a los que se realizan con el alcohol, llevándolos a cabo a cualquier hora del día y en cualquier día de la semana.

Además de trabajar en estos cinco pilares se integrará y abordará la prevención de lesiones por accidentes de tráfico en el contexto de la salud laboral, donde los accidentes de tráfico constituyen la principal causa de muerte y baja laboral.

La investigación también será una prioridad del Organismo, teniendo en cuenta la relevancia que tiene ésta en la prevención de los accidentes de tráfico. La recién creada Unidad de Investigación dependiente de la Subdirección de Análisis y Vigilancia Estadística, coordinará los estudios a realizar dentro del propio Organismo por los profesionales del ámbito de la seguridad vial en universidades y centros de investigación acordes con los objetivos previstos en la estrategia de seguridad vial definida por la DGT.

Deja tu comentario