La Fiscalía de Seguridad Vial implanta nuevas medidas para intentar reducir la siniestralidad infantil

MADRID, 16 de Junio de 2012.

Con el objetivo de salvar las vidas de los menores, la Fiscalía de Seguridad Vial ha iniciado una ofensiva para reducir la mortalidad de los niños en accidentes de tráfico. Así lo ha anunciado su responsable, Bartolomé Vargas, tras la presentación de un estudio sobre las causas, circunstancias y modo de fallecimiento de niños menores de 14 años en accidentes de circulación ocurridos entre los años 2008 y 2010.

Según dicho estudio, que ha utilizado la información disponible en procedimientos judiciales por accidentes de tráfico, el 46% de los menores fallecidos en accidentes de tráfico no utilizaban ningún sistema de retención infantil y del porcentaje que sí, sólo el 30% lo hacía de modo correcto.

Para reducir estas cifras de siniestralidad, la Fiscalía de Seguridad Vial ha anunciado la puesta en marcha de un nuevo protocolo de investigación que analizará de manera exhaustiva los siniestros en los que hay involucrados menores. La talla, el peso del menor, el tipo de sillitas infantiles, etc. son algunos de los aspectos que se tendrán en cuenta para la elaboración de un informe pericial conjunto entre policía judicial de tráfico y forenses que determinará si el niño podría haber salvado la vida en caso de ir correctamente sujeto. En caso de confirmarse este último extremo, la Fiscalía optará por imputar no una falta sino un delito, alcanzando la imputación de homicidio imprudente para los padres del menor como garantes de la obligación de proteger a sus hijos.

Además, Bartolomé Vargas también ha señalado que a la tercera infracción por no llevar correctamente sujetos a los niños en el coche, se dará traslado del caso a la Fiscalía de Seguridad Vial para que ésta, en función de las circunstancias, pueda comunicarlo a su vez a la Fiscalía de Menores y ésta pudiera adoptar algún tipo de medida cautelar, incluida la retirada de la custodia.

Finalmente, la Fiscalía de Seguridad Vial ha propuesto que se revise tanto la normativa de protección de los menores en taxis y transporte público colectivo como los propios sistemas de retención infantil ya que, a su juicio, no contemplan todos los riesgos que se pueden dar en las colisiones de tráfico y por tanto a la hora de proteger a los menores.

Deja tu comentario