La crisis económica influye en los hábitos de los conductores españoles

MADRID, 29 de Marzo de 2012.

Cerca de tres cuartos de la población española reconoce que, ante la actual situación de crisis, efectúa un tipo de conducción más económica que antes. Esto significa que el uso de estas técnicas respecto a los datos obtenidos en un estudio previo realizado en el año 2009, han aumentado en un 32%. Estas cifras se desprenden del estudio sociológico “Los conductores españoles ante la crisis 2011, estudio actual de hábitos y conductas al volante y evolutivo 2009-2011”, elaborado por la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL) y Seguros Pelayo.

La crisis ha provocado que muchos conductores adopten nuevos comportamientos que les permitan ahorrar en la utilización del vehículo. Entre estas nuevas conductas destacan la aplicación de técnicas de conducción eficiente y en este sentido la población reconoce que realiza un tipo de conducción más económica que anteriormente (69%). Así, en un 87% de los casos, los conductores aplican las técnicas como evitar conducir de forma brusca y circular en marchas largas y a pocas revoluciones (86%). A éstas técnicas les siguen con más del 70% en su uso, reducir la velocidad, usar de forma racional el aire acondicionado y la calefacción, y revisar y llevar la presión de los neumáticos correctamente.

El ahorro de los conductores también se muestra en que el 67% intenta aparcar menos en parkings y zonas delimitadas de pago y en el menor uso de las vías de peaje. Casi la mitad de los conductores (48%), reconoce que utiliza menos este tipo de vías, cuando en 2009 este porcentaje era del 22%, con lo que ha habido un descenso de su uso del 26%. También afecta al seguro del vehículo, ya que el estudio indica que el 37% de conductores ha cambiado su póliza por una de menor cuantía. En el 2009 tan sólo el 17% de los conductores habían cambiado de seguro para ahorrar.

Otras variables estudiadas se refieren al temor a las sanciones de tráfico, al mantenimiento del vehículo, al gasto de combustible y a la forma de conducir. En el primer caso, el estudio refleja que el 73% de los conductores afirman que han incrementado su temor a ser multados debido a la actual situación económica. El 74% de éstos conductores, son conductores habituales que cogen el coche todos los días.

Respecto al mantenimiento del vehículo, un tercio de los conductores declaran que alargan las revisiones mecánicas de su vehículo según lo especificado por el fabricante (33%), y también un tercio demoran el cambio de neumáticos (32%).

En el caso del gasto de combustible, tan sólo un tercio de los conductores (33%) reconoce comparar precios y acudir a repostar carburante a gasolineras más baratas y un 21% de los conductores reconoce que pone menor cantidad de combustible cuando reposta que anteriormente.

Finalmente, el estudio señala que la crisis no ha afectado demasiado la forma de conducir de los españoles. Tan sólo un 7% reconoce estar más nervioso, distraído o agresivo cuando conduce.

Deja tu comentario