Usar mal las sillitas multiplica por 4 el riesgo de mortalidad infantil en accidente de tráfico

MADRID, 4 de Marzo de 2012.

¿Quién, con las prisas, no ha dejado algo holgado el arnés de seguridad de la sillita infantil, ha fijado mal el sistema Isofix o ha anclado inadecuadamente la sillita con el cinturón de seguridad del vehículo? Utilizar mal la sillita, ya sea por prisas, por pereza o por aumentar la comodidad del niño, multiplica por 4 el riesgo de muerte infantil en caso de accidente de tráfico.

Ésta es la principal conclusión del informe “Buenos y malos usos de las sillitas infantiles” realizado por Línea Directa en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación del Automóvil (INSIA) de la Universidad Politécnica de Madrid. Según el estudio, usar mal las sillitas infantiles es una causa determinante en la mortalidad infantil en carretera, ya que no sólo aumenta el riesgo de que el menor fallezca, sino que en 4 de cada 5 casos en los que sobrevive, puede sufrir lesiones y secuelas muy graves.

Según datos de la DGT, alrededor de 40 niños que van como ocupantes del coche fallecen y unos 2.950 resultan heridos cada año en España. De ellos, el 40% no hacía uso de ningún sistema de retención infantil, y ello a pesar de que circular con menores sin utilizar la correspondiente sillita, conlleva la pérdida de 3 puntos en el carné y multas de hasta 260 euros.

Se calcula, además, que 7 de cada 10 niños que viajan en coches no utilizan correctamente la sillita. A tenor de estas cifras, la DGT estableció como una de las principales prioridades de su Plan Estratégico de Seguridad Vial 2011-2020, evitar que los accidentes de circulación dejen de ser la primera causa de muerte en los niños mayores de 4 años.

Deja tu comentario