La siniestralidad en carretera desciende por séptimo año consecutivo

MADRID, 13 de Enero de 2011.

Balance de la DGTDurante el año 2010 se produjeron 1.548 accidentes mortales en las carreteras españolas, en los que fallecieron 1.730 personas y 7.954 resultaron heridas graves. Son cifras inferiores a las registradas en 1963, cuando se registraron 1.785 muertes con un parque de vehículos de 1,7 millones; en 2010 más de 31 millones de vehículos circularon por las carreteras españolas.

Estos datos suponen, respecto a 2009, una reducción del 8,7% en el número de accidentes (148 menos); de un 9,1% en la cifra de víctimas mortales (173 menos) y de un 11,4% en heridos graves (1.021 menos).

Por lo tanto, la accidentalidad en carretera ha descendido por séptimo año consecutivo, lo que significa que en 2010 se registraran 2.337 víctimas menos que en 2001, lo que supone una reducción del 57,5%. Estos resultados permiten a España superar el ambicioso objetivo de la Unión Europea de reducir en un 50% la cifra de víctimas mortales a finales de 2010.

El descenso durante siete años consecutivos en las cifras de siniestralidad vial ha permitido evitar un número considerable de fallecidos y heridos graves en las carreteras españolas. En concreto, en el periodo 2003-10 se han evitado 9.676 víctimas mortales.

El grupo de edad que mayor reducción ha experimentado en 2010 ha sido el de víctimas entre 25 y 34 años, con 97 fallecidos menos, lo que ha supuesto una reducción del 23%. Le sigue el grupo de 35 a 44 años, con una reducción del 14%.

Respecto al año 2001, el grupo de edad que ha tenido un descenso acumulado mayor es el de 15 a 24 años con una disminución del 68% seguido del de 25 a 34 años, con un descenso acumulado del 63%. El descenso medio en toda la década se ha situado en el 57%. En el año 2001 hubo 802 jóvenes fallecidos entre 15 y 24 años y en el 2010 se han registrado 259, es decir, 543 jóvenes fallecidos menos entre 15 y 24 años.

Deja tu comentario