Los conductores pagarán las multas impuestas en la Unión Europea

MADRID, 30 de Diciembre de 2010.

Bandera UELos  ministros de Transportes de la Unión Europea han aprobado una aplicación transfronteriza de la normativa sobre seguridad vial con el objeto de evitar la impunidad de las infracciones cometidas por conductores en el extranjero.

Hasta ahora, las infracciones de tráfico cometidas en un Estado miembro con un vehículo matriculado en otro Estado miembro a menudo no daban lugar a sanción. En ese sentido, varios Estados miembros habían firmado acuerdos bilaterales con el fin de terminar con esta impunidad, pero su aplicación se ha revelado difícil. Se tiende a no aplicar sanciones a los infractores no residentes, lo cual disminuye la eficacia de la política de seguridad vial de los Estados miembros y discrimina a los conductores residentes.

El objetivo de esta directiva consiste en facilitar la aplicación de las sanciones a conductores que cometen una infracción en un Estado miembro distinto del Estado en el que está matriculado el vehículo.

La propuesta prevé la creación de un sistema electrónico de intercambio de datos extensivo a todo el territorio de la Unión Europea, de modo que las autoridades del Estado miembro en el que se comete una infracción puedan identificar al infractor y notificarle la correspondiente sanción.

Las infracciones objeto de la Directiva son las que provocan el mayor número de accidentes y muertes en carretera, como son el exceso de velocidad, no hacer uso del cinturón de seguridad, no respetar semáforos en rojo y conducir en estado de embriaguez.

Deja tu comentario