Attitudes promueve una nueva cultura vial entre los niños

MADRID, 2 de Mayo de 2009.
reportajemayo2009

La labor de divulgación que desarrolla Attitudes desde el año 2000, ha tenido en la población infantil a su principal destinatario. Sus acciones siempre han ido encaminadas a promover una cultura vial basada en la adquisición y formación de actitudes y conductas viales positivas, como forma de contribuir a una reducción de los índices de siniestralidad del tráfico actual.

Cuando Audi decidió, en el año 1999, que Attitudes sería su programa de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), y que a través del mismo expresaría su compromiso con la promoción de la educación vial, la primera acción que impulsó fue la de la Escuela Infantil de Educación Vial, pensando que los niños son los peatones, conductores y pasajeros del mañana.

La Escuela Infantil de Educación Vial es una escuela itinerante que viaja cada año por diferentes ciudades de nuestro país y que en sus nuueve años de funcionamiento ha acogido a más de 40.000 niños españoles.

La participación en la Escuela Infantil de Educación Vial de Attitudes es gratuita y se dirige tanto a centros docentes como a AMPAS, clubs infantiles de tiempo libre, clubs deportivos así como a todos aquellos colectivos interesados en que sus miembros reciban formación en materia de educación vial. Para ello, Attitudes les ofrece diferentes recursos pedagógicos que pueden ser utilizados de forma previa a la visita a su escuela, con el objeto de configurar su propio programa de actuación vial.

En sus instalaciones, un equipo pedagógico imparte clases teóricas y prácticas, en las que alumnos y alumnas de 9 a 11 años (alumnos y alumnas de 2º y 3.er ciclo de primaria) aprenden actitud vial con una propuesta pedagógica más centrada en las actitudes que en el aprendizaje de normas y señales de tráfico.

Los niños que visitan la Escuela tienen la oportunidad de participar en las siguientes actividades:

charla teórica introductoria del Programa de Educación Vial de Attitudes con el apoyo de medios audiovisuales.

taller de juegos educativos, donde aprenden a ser ciudadanos cívicos, ecológicos, seguros y accesibles en el entorno de una ciudad modélica.

taller informático, donde los alumnos pueden experimentar en un simulador una serie de aventuras interactivas que abarcan diferentes situaciones reales del ámbito del tráfico y la seguridad vial.

circuito hinchable para la realización de prácticas en karts eléctricos y bicicletas.

Un nuevo curso de educación vial
Durante este año, se llevará a cabo el décimo curso de esta escuela, en el que participarán de 4.000 niños de las ciudades de Almería, Barcelona, Cartagena, Salamanca y Zaragoza.

Como principal novedad en la edición de este año, Attitudes incorpora nuevos karts eléctricos y crea un taller de juegos educativos que contará con diferente material didáctico vial especialmente elaborado para los niños y niñas de mayor edad. En concreto, se trata de “El semáforo de las actitudes” y de “Actitúpolis”. El primero de ellos es el clásico juego de cartas en que hay que ir configurando parejas, en este caso, a través de los personajes configurados en tres categorías: peatones, ciclistas y pasajeros. Es un juego para los más pequeños, aunque también puede ser perfectamente un juego familiar. Por su parte, “Actitúpolis” es un juego que escenifica una ciudad moderna, una ciudad pensada para divertirse y aprender, en el que gana el jugador o el equipo que tenga una actitud más cívica, ecológica, limpia, segura y accesible.

Además de estos dos juegos, Attitudes cuenta también con dis juegos interactivos multimedia desarrollados en realidad virtual 3D, que forman parte del Kit Pedagógico de Educación Vial que se ofrece a los docentes y profesionales que visitan nuestra Escuela.

Actuando con Attitudes es el título del primer juego y va dirigido al educador. Tiene como objetivo el conseguir un aprendizaje significativo en el niño a través de una serie de aventuras interactivas que abarcan diferentes situaciones reales del ámbito del tráfico y la seguridad vial. En cada una de estas situaciones, que podrán ser seleccionadas por los profesores, se desencadenarán una serie de acontecimientos que el usuario deberá resolver o evaluar mediante un proceso de toma de decisiones basado en las actitudes y conocimientos adquiridos hasta el momento.

El niño siempre trabaja con el programa a través de un personaje desarrollado específicamente para la acción. Este personaje aparece en las diferentes situaciones creadas para el aprendizaje vial y será el protagonista de las aventuras del niño en todo momento, ya que este último podrá dirigir al protagonista según su propio criterio.

Los escenarios que se plantean responden a las necesidades educativas que el niño debe conocer para ser un peatón acompañado por diferentes actores/personajes: hermanos, padres, abuelos, amigos, etc.; un pasajero del vehículo familiar,
del transporte público, de otros vehículos de dos ruedas, o un conductor de bicicleta seguro.

En el segundo juego, Jugando con Attitudes, el niño puede poner en práctica y de una forma lúdica, las decisiones más adecuadas para resolver las situaciones viales planteadas en un contexto simulado, con el máximo éxito y el mínimo riesgo.

Se trata de un juego en tercera persona, en el que se recogen algunos de los elementos modelados para las animaciones y se vuelven a combinar con el fin de crear de la nada una nueva ciudad parecida a cualquier ciudad del mundo. De esta manera el niño se introduce en un mundo virtual que le resulta fácil de identificar con el mundo real que le rodea.

Micropolix, una nueva herramienta de educación vial
Si la Escuela Infantil de Educación Vial fue la primera actividad que Attitudes puso en marcha, la última ha sido Micropolix.

Se trata del primer parque de ocio educativo, único y pionero en Europa, el cual abrió sus puertas en diciembre del año 2008, en el Centro Comercial y de Ocio Alegra de San Sebastián de los Reyes (Madrid).

Micropolix recrea una ciudad en la que a lo largo de calles, plazas y edificios, en un recinto cubierto de 9.000 metros cuadrados, se desarrollan juegos y actividades divertidas y educativas que recrean lo que se puede encontrar en la vida real, aunque interpretada de forma que sea atractiva y educativa para los niños.

Attitudes participa en Micropolix al asumir los objetivos de este nuevo proyecto que pretende contribuir al desarrollo personal de los niños a través de una serie de aprendizajes que se van a dar en la ciudad. Este objetivo se logrará gracias a esta metodología centrada en el juego que, además de ser una de las actividades más significativas de la infancia, es necesaria para el desarrollo intelectual, físico y sensorial del niño.

Los valores, actitudes y normas que Attitudes aporta a Micropolix van vinculados al ámbito de la educación vial y se concretan en las actividades de la autoescuela
y el circuito de prácticas de la ciudad.

En la autoescuela, los niños pueden sacarse el carnet de conducir de Micropolix mediante unas pruebas teóricas (en las que conocerán las principales señales de tráfico y las normas y actitudes básicas) y la participación en un simulador de
prácticas con diferentes escenarios viales, que los alumnos deberán ir superando.

En el circuito de prácticas de conducción, y una vez conseguido el carnet de conducir, los niños pueden utilizar los karts de Audi por el circuito de la ciudad, así como participar en otras actividades complementarias de esta actividad, como son visitar la gasolinera para repostar o acceder al sistema del carnet por puntos.

En el escaso tiempo que Micropolix lleva funcionando, el circuito de prácticas de conducción se ha convertido en la principal atracción del parque, no solo por su importante dimensión en el contexto del parque, sino por la espectacularidad de su trazado y el diseño tan atractivo de sus vehículos, hechos a imagen y semejanza de los modelos de Audi.

La vinculación de Attitudes con un innovador proyecto educativo como el Micropolix supone un paso más en la reafirmación de Audi en su compromiso con la educación vial de niños y niñas, al apoyar un proyecto que permitirá disponer de un centro estable y permanente en una comunidad tan importante como Madrid. Y, además, supone un paso cuantitativo realmente importante, porque ya sólo en su primer año de funcionamiento espera recibir la visita de 350.000 niños y niñas.

Colección de cuentos infantiles
Otra actividad de Attitudes relacionada con los niños es la colección de cuentos infantiles «Haz que ocurra».

Editada en el año 2006, Attitudes lanzó esta colección de cuentos porque, además de promover el placer de leer, buscaba provocar la reflexión entre los más jóvenes.

Se trata de una iniciativa que pretende concienciar a los niños de 9 a 11 años de edad en los ámbitos de la educación vial y medio ambiente, creando espacios de reflexión sobre problemáticas cotidianas y habituales de los niños en su entorno familiar y social.

Para crear esta colección, Attitudes ha contado con la colaboración de reconocidos escritores españoles: Elvira Lindo, Ray Loriga, Soledad Puértolas y Suso de Toro, además del conocido ilustrador Luis Tinoco.

La colección cuenta, en una primera fase, con cuatro cuentos que versan
sobre diferentes temáticas relacionadas con la educación vial y el medio
ambiente:

Recuerdos sobre ruedas, de Elvira Lindo, dedicado a la temática de la conducción   agresiva.

Los indios no hacen ruido, de Ray Loriga, sobre la contaminación acústica.

El Rey Sol, de Suso de Toro, centrado en la prudencia en la conducción.

– El desván de la casa grande, de Soledad Puértolas, sobre el reciclaje de objetos.

La Escuela Infantil de Educación Vial, Micropolix o la Colección “¡Haz que ocurra!” no pretenden ser otra cosa que un aliado pedagógico en la educación vial, unos instrumentos educativos al servicio de tráfico entre la población infantil, uno de los principales grupos de riesgo vial. de nuestra sociedad que, desde su modestia, desean contribuir a reducir los accidentes

Información: www.attitudes.org

Deja tu comentario