La sociedad ante el cambio climático

MADRID, 6 de Abril de 2009.
cambioclimatico

La mayoría de los españoles considera que el estado actual del medio ambiente es el cuarto problema más importante del planeta, por detrás de la pobreza, el hambre y la guerra.

Esa es una de las principales conclusiones del informe “La Sociedad ante el cambio climático. Conocimientos, valoraciones y comportamientos en la sociedad española” elaborado por la Universidad de Santiago de Compostela y la Fundación Mapfre.

El objetivo de este estudio es conocer la actitud de la población española ante el cambio climático y, lo que es más importante, averiguar en qué medida están dispuestos los españoles a cambiar sus estilos de vida para reducir las emisiones producidas por este fenómeno atmosférico.

Este informe es fruto de una encuesta en la que se ha preguntado a más de mil personas en toda España sobre los conocimientos que tienen sobre el cambio climático, cómo creen que se origina este problema, qué hacen en su vida diaria para cuidar del medio ambiente, y si se muestran comprometidos a la hora de frenar las consecuencias de la llamada crisis climática.

Del informe se desprende que el 95,6 por ciento de los encuestados ha oído hablar del cambio climático y que la mayoría considera que la protección del medio ambiente es el cuarto problema más importante del planeta, por detrás de la pobreza, el hambre y la guerra. Seis de cada 10 personas cree que el cambio climático es un problema producido como consecuencia del comportamiento humano y cuatro de cada 10 tienen dudas acerca de cuáles son sus verdaderas causas. El 67,1 por ciento de los encuestados relaciona el cambio climático con el agujero en la capa de ozono, y el 53,6 por ciento, con la lluvia ácida. Del informe también se desprende que los españoles reciben información, pero no siempre se sienten bien informados y, tal y como demuestran los datos, manifiestan bastantes lagunas en el conocimiento del problema. Lo que sí perciben con más claridad la mayoría de los encuestados es, que como consecuencia del cambio climático, cada vez existen menos diferencias entre las estaciones del año, llueve menos en general, hace menos frío en invierno, y creen que tienen más probabilidades de experimentar una ola de calor extrema.

En lo que se refiere al consumo de energía, los españoles se manifiestan fundamentalmente ahorradores. Les preocupa la factura de la luz, por esta razón la apagan cuando no la utilizan (86,4 por ciento), y tratan de reducir el gasto en calefacción (56,1 por ciento) y en aire acondicionado (47,6 por ciento), en la medida de lo posible. En esta línea, las más cuidadosas con el consumo en el hogar son las mujeres entre 45 y 59 años, con estudios universitarios y que residen en los núcleos urbanos, un perfil que también coincide con el que más se preocupa por reciclar residuos y depositarlos en los contenedores adecuados. También cabe destacar, que aunque los españoles utilizan más el coche que el transporte público para desplazarse, cada vez es mayor el número de personas que se decanta por coger el tren y el autobús para sus traslados diarios. Así lo hacen las mujeres (47,8 por ciento), los jóvenes (46,1 por ciento) y los universitarios (47,5 por ciento).

Información: www.mapfre.com/fundacion/es/prevencion-ma.shtml

Deja tu comentario