La Administración responderá de las carreteras en mal estado

MADRID, 4 de Abril de 2009.
carreterasmalestado

Los fiscales delegados de seguridad vial de España comenzarán a pedir responsabilidades penales a los funcionarios, encargados de obras y concesionarios de autopistas, cuando su acción o inacción genere graves riesgos para la seguridad de los conductores.

Una curva mal trazada, obras sin señalizar adecuadamente, firme en mal estado, no señalización de un punto negro, mala gestión de una concesionaria, etc. son  algunas de las situaciones que pueden generar inseguridad en la carretera y que podrían constituir delito en un futuro muy próximo,

Así lo han decidido los fiscales delegados de seguridad vial en su reunión anual. En su afán de elevar las responsabilidades a todos los niveles, y no dejar que sean solo los conductores los que asuman la culpa, han decidió hacer uso del artículo 385 del Código Penal, el cual castiga con penas de cárcel o multa a quienes originen graves riesgos para la circulación, colocando en la vía obstáculos imprevisibles, derramando sustancias deslizantes o inflamables; mutando, sustrayendo o anulando la señalización o bien no restableciendo la seguridad de la vía cuando haya obligación de hacerlo. Los responsables de todas esas acciones pueden ser el personal de la Administración, las empresas adjudicatarias o los mismos peatones.

Las penas a imputar por las aplicación de este artículo, que aunque lleva muchos años en vigor hasta la fecha sólo se había aplicado a los conductores, pueden ir de 6 meses a 2 años en el caso de prisión, y de 12 a 24 meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 10 a 40 días en el caso de una multa.

Coincide este anuncio de los fiscales de Seguridad Vial con la reciente aprobación por parte del Parlamento Europeo y el Consejo de la UE de una directiva sobre gestión de seguridad de las infraestructuras viarias, que compromete a los estados miembros a garantizar una mínima calidad de las vías que gestionan. Esa directiva obligará a que la seguridad de las carreteras sea auditada de manera independiente. Coincide también con el reciente anuncio del convenio firmado por el Ministerio de Fomento e Interior para proceder a reparar -a lo largo de los próximos tres años- los puntos negros, también denominados “Tramos de Concentración de Accidentes”, de la red de carreteras del Estado español.

  1. Esta reclamación se hace eco del malestar general de los ciudadanos que circulan por la carretera que, en la provincia de Cuenca, va desde Salmeroncillos de Abajo hasta Priego y pasa por Valdeolivas y Albendea. No nos quejamos de la falta de buen firme, ya que esta carretera ha sido (está siendo) arreglada, pero si nos molesta mucho que no se haya aprovechado la ocasión para cambiar el trazado y quitar (o al menos “aliviar”) varias zonas de curvas que hacen que la conducción no sea lo segura que debe. Las obras así habrían sido menos costosas y el resultado vial sería más seguro: es algo que llevamos esperando más de 60 años, desde que se construyó la via en tiempos de Franco (y muy bien se hizo para los medios de la época), y nos tememos que tendremos que esperar otros tantos a pesar de los medios que tenemos ahora.

Deja tu comentario